Si estás amamantando a tu hijo es posible que en muchas ocasiones te sientas distraída y olvidadiza, lo peor de todo es que pareciera que esto aumenta. ¿Se te pasan cientos de cosas? ¿Estás muy confundida? Tranquila, no tienes nada de qué preocuparte porque esto es normal pues normalmente se trata de un efecto secundario de la lactancia materna.

La lactancia materna es lo mejor para nuestros hijos, sin dudas, pero lo cierto es que hay ciertos efectos que provocan en nosotras que pueden ser bastante frustrantes y es que nunca pensamos que darle la teta a nuestro bebé puede causar ciertas cosas. En este caso te contaré sobre un efecto secundario de la lactancia y es la falta de concentración.

Por qué ocurre esto
La falta de concentración ocurre debido a las hormonas, estas durante el embarazo y luego del nacimiento del niño hacen lo que quieran y puedan armar un gran revuelo en nuestro cerebro. Aunque no lo parezca, las hormonas son capaces de provocarnos tantas cosas, el mejor ejemplo que te puedo dar es él de los cambios de humor.

Eso es lo mínimo porque en muchas ocasiones nos provocan otras cosas, las cuales no nos damos cuenta. Ahora estas hormonas, terminan produciendo un gran revuelo en nuestro cerebro de tal manera que nos termina cegando e inundando de sustancias que nos hacen perder la capacidad de razonar con claridad. Obviamente esto es algo preocupante porque terminamos generalizando muchas cosas y puede que nos olvidemos de cosas importantes.

Esto ocurre porque las partes del cerebro que cuidan de la concentración y precisión se terminan ocupando de proteger y seguido en todo momento al recién nacido. Por lo menos esto durante los primeros seis meses, entonces, como consecuencia las madres lactantes no son capaces de articular ciertas palabras o seguir conversaciones que pueden ser exigentes en lo intelectual.

No hay que olvidar los beneficios de la lactancia materna
Hay que tener en cuenta que la lactancia tiene cientos de beneficios para los más pequeños y el hecho de que perdamos un poco la concentración es solo un punto en contra que no permanecerá por mucho tiempo. Es mejor tenerla un tiempo y que nuestros bebés reciban el mejor alimento con todos los beneficios.

Además, el amamantar es una forma de demostrar el amor que tenemos a nuestros hijos. Sin dudas no es lo mejor del mundo perder un poco la concentración, es bastante molesto ya que llega un momento en donde nos termina sacando de quicio, pero la verdad es que por nuestros hijos somos capaces de hacer cualquier cosa. Solo piensa en que le estás haciendo bien a tu pequeño, que todo es para su buen desarrollo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *