Desde hace unos días David Brinkley, se ha hecho muy conocido en Internet, en las redes sociales, todo debido a una carta que publicó en la que defiende a su mujer, en la que defiende a todas las madres que son criticadas por los hombres, que no reciben ayuda de sus maridos. Esto decidió hacerlo porque un día escucho una pequeña parte de una conversación que estaba teniendo su mujer con una amiga.

David al escuchar de lo que estaban hablando se quedó sorprendido, tanto que no sabía qué hacer, como actuar. Hasta que decidió hacer algo que no solo defendería a su mujer, si no que además defendería a cada una de las mujeres en el mundo que no reciben la ayuda de sus hombres en el hogar.

Carta de un padre
“Mi esposa es una mujer del tipo “mejor amiga”. Tiene horas de largas conversaciones con sus amigos TODO el tiempo y a veces alcanzo a escuchar algunos extractos. Recientemente, ella hablaba con una amiga sobre algo llamado “dormir con los hijos” y yo escuche a la otra persona preguntar: “¿tu esposo no lo odia? Mi esposo nunca me dejaría hacer eso”. Esto me dejo perplejo y me ha estado molestando por días. Así que decidí simplemente mostrarme como un hombre y dejar un par de cosas claras.

No odio nada de mi esposa que la haga ser la madre que es. NUNCA degradaría o seria irrespetuoso con nada que ella sienta que quiere hacer por mis hijos. ¿A veces tengo que apretujarme en una esquina de la cama? Sí, pero, oh Dios, ¿Qué tan hermosa se ve sosteniendo a mis hijos, haciéndolos sentirse queridos y a salvo? La cuestión es que nuestras esposas solo viven estas experiencias de maternidad por un periodo muy corto.

Ellas llevan nuestros bebés en el vientre, dan a luz, los crían, y quizás cuando están aún pequeños les permiten trepar a nuestras camas y acurrucarse.

Sin embargo, eventualmente nuestros bebés van a crecer y van a sentirse demasiado “cool” para dar abrazos. Así que, ¿Por qué nosotros, como hombres, querríamos robarles segundos de estos momentos? Solo quiero decir que estoy orgullo de las decisiones que toma mi esposa como madre y que apoyo todas y cada una de ellas. Nunca me gustaría robarle este tiempo que tiene o estas etapas que son verdaderamente cortas como para no disfrutarlas. Por favor, respeten a sus esposas como madres.”Esta carta es realmente hermosa, por algo es que se ha compartido mas de 300 mil veces en Facebook. No solo porque podemos ver las palabras de este hombre, si no que además hay una foto en la que se ve a su mujer junto a dos de los 5 hijos que tienen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *